Saltar al contenido

Diferencia entre trabajo y empleo

Las dos palabras se utilizan para definir una actividad, un oficio se ejerce con frecuencia a cambio de remuneración. Pero, ¿significan realmente lo mismo?

Diferencia entre trabajo y empleo
5 (100%) 9 votos

¿Cuál es la diferencia entre trabajo y empleo? Es común que estos dos términos sean utilizados de la misma manera, y muchas veces como “sinónimos”. Pero la realidad es que cada uno tiene su propio significado. Entonces, vamos a explicar detalladamente cuál es la diferencia entre trabajo y empleo, palabras que, aunque son muy confundidas, tienen sentidos casi totalmente distintos.

Entienda aquí la diferencia entre trabajo y empleo, y descubra si su rutina se enmarca en alguno de ellos.

Para muchas personas es realmente difícil diferenciar el trabajo del empleo. Esto sucede porque las dos palabras se emplean con el mismo sentido: aquella función que se desempeña todos los días por el cargo que se ocupa.

Pero se engaña quién cree que ambas tienen ese significado. Mientras que se habla de trabajo exclusivo por ingresos, el otro designa lo que se hace por la aptitud y el placer.

Empleo

El empleo es el oficio que le da dinero, y se desarrolla únicamente con esa intención. Por lo general, no te gusta lo que haces, pero te sientes obligado a cumplir un horario por un ingreso cada mes. Podemos decir, que es toda actividad que no te gusta, y se realiza exclusivamente para obtener beneficios financieros.

Desafortunadamente, la mayoría de la gente pasa por una experiencia como esa. Ya sea en el primer trabajo, cuando hay una necesidad de entrar en el mercado a cualquier costo, o más tarde, en la búsqueda de logros personales que exigen dinero.

Trabajo

En cambio, el trabajo es algo que se construye a partir de un ideal, un crecimiento, una contribución al mundo. El trabajo no tiene valor financiero, pero puede ser remunerado.

Por ejemplo, quien hace TRABAJO voluntario, lo hace por amor, por creer que puede contribuir, por la necesidad de crear un legado, dejar una marca y hacer la diferencia.

Obviamente puedes ganar dinero con tu trabajo, pero los ingresos financieros nunca serán el principal combustible para moverte, sino la voluntad de hacer y ver que algo suceda.

El trabajo necesita tener un significado para ti, y no sólo ser una posición que ocupas a cambio de dinero, y eso no tiene nada que ver con tus sueños, deseos y pretensiones.

El trabajo ennoblece al hombre. El empleo, no siempre

La clásica frase de Max Weber “el trabajo ennoblece al hombre” hace muchos años viene siendo empleada de manera distorsionada.

Mientras muchas personas encaran el sentido de “ennoblecerse” como “someterse a un oficio desagradable para garantizar su sustento”, lo que el filósofo quiso realmente decir es que tener un motivo, una razón que mueve al hombre, lo hace grandioso.

Para entender bien la diferencia entre trabajo y empleo, piensa en grandes nombres de la ciencia, la tecnología y el arte. Walt Disney, por ejemplo. ¿Creó uno de los imperios más valiosos del mundo sólo por dinero?

Steve Jobs, también: Apple fue fruto de un gran deseo de hacer la diferencia, y con inmenso valor personal, o apenas un gran signo de dólar?

Pero ¿qué dice el diccionario sobre las dos palabras?

Si deseas analizar la diferencia entre trabajo y empleo directamente en el diccionario, te encontrarás con definiciones que se aplican a estos ejemplos de manera más literal.

El trabajo es el esfuerzo realizado por el ser humano para generar algún cambio, o alguna construcción. El empleo, a su vez, representa una relación contractual en la que un productor ofrece ingresos para que otros individuos desempeñan una función predeterminada.

Cada uno, obviamente, tiene su valor y su serventia, pero es importante que entiendas la diferencia entre trabajo y empleo, y consigas ver cuál de esos rumbos quieres seguir.

Para conseguir migrar de un empleo monótono a un trabajo satisfactorio, debes identificar tus vocaciones, y descubrir aquello que te causa placer y te mueve.

Invierte en esos puntos, y finalmente conseguirás ganar dinero haciendo lo que realmente te gusta, y no sólo por ampliar tu billetera. Esta es la gran diferencia entre trabajo y empleo.