Saltar al contenido

Diferencia entre Doctrina y Jurisprudencia

Diferencia entre Doctrina y Jurisprudencia
5 (100%) 16 votos

¿Cuál es la diferencia entre la jurisprudencia y la doctrina? La Constitución es una fuente formal de ley, porque da origen a los cimientos primarios que la colocan por encima de los poderes del Estado, obligando a sus operadores a obedecerla. También contiene la esencia del orden político, legal y social; Por lo tanto, establece los principios básicos que deben regir todas las normas de conducta de las personas y aquellas que determinan la estructura y actividad del Estado.

Pero al hacer valer la Constitución, debemos ser conscientes de ciertos conceptos fundamentales como: derecho, jurisprudencia y doctrina; ya que saber esto nos permitirá entender mejor algunas cosas. En este caso nos centraremos en estudiar las diferencias entre doctrina y jurisprudencia.

Doctrina

Es el conjunto de juicios emitidos por juristas en su tarea de encontrar la verdad legal. Este conjunto de opiniones emitidas por los eruditos de derecho se manifiesta a través de libros, revistas, artículos; entre otros. Se reduce al conjunto de opiniones que orientan el ejercicio del derecho. Nunca se impone, ni es obligatorio.

Muchas reformas legislativas se deben a la doctrina, ya que ejerce como una fuerza que genera juicios legales, influye en la conciencia de los legisladores para que comprendan las necesidades de las reformas o la elaboración de una ley determinada.

Algunos afirman que la jurisprudencia tiene superioridad sobre la doctrina, ya que en la práctica el contenido de la primera es más vinculante que la segunda.

Jurisprudencia

Es una fuente importante de derecho. La palabra deriva del latín juris “ley”, prudentia “sabiduría”. La jurisprudencia se denomina al estado actual de la ley, como se refleja en el conjunto de decisiones que, en un asunto determinado, están consagradas en las decisiones de los tribunales. Los fallos judiciales de un tribunal superior requieren que el funcionario de menor rango y las partes involucradas en el conflicto cumplan.

Surge de la evaluación legal realizada por los jueces al saber si el derecho se ha aplicado bien o mal de acuerdo con el caso presentado. Esta evaluación legal es la que lleva al juez a una decisión judicial, cuyas bases forman un conjunto de principios generales producto de una experiencia judicial. En la práctica, los abogados tienen en cuenta estos argumentos jurisprudenciales para resolver futuros casos.

Este conjunto de decisiones de un tribunal superior, tiene como función esencial asegurar la correcta interpretación de las leyes y preservar la unidad interpretativa de las leyes.

La unidad de las decisiones jurisprudenciales sobre los casos está formando un conjunto de soluciones que adquiere un cierto carácter obligatorio y vinculante, primero porque crea un precedente y segundo porque los mismos problemas tendrán soluciones idénticas. Este conjunto de sentencias se recopila mes a mes en una publicación oficial llamada el Boletín Judicial. Estas publicaciones contribuyen con esta fuente de derecho a la seguridad jurídica para todos los ciudadanos.

La jurisprudencia está formada por las interpretaciones que los tribunales hacen de la ley, cuando especifican su contenido, la completan o también la modifican, dándole una solución diferente a la que deseaba el legislador. Puede llenar el silencio de lo que la ley no dice.

Es la fuente de la ley porque genera principios; fundamentos jurídicos en las circunstancias determinadas en tiempo y lugar en las decisiones judiciales; interpreta la ley y trasciende horizontes donde el legislador no puede alcanzar. Es una materia viva para la formación de la ciencia jurídica, puesto que es alimentada por experiencias judiciales. Además, el juez tiene que llenar las brechas que el legislador en el momento de redactar la ley no prevé; así que la experiencia contribuye a su formación. Por el momento la jurisprudencia se llama derecho judicial.