El síndrome nefrótico y el síndrome nefrítico son dos enfermedades renales que afectan a diferentes partes del riñón y presentan síntomas y características distintas. A continuación, analizaremos las diferencias clave entre ambos conceptos.

Síndrome Nefrótico

El síndrome nefrótico es una enfermedad renal caracterizada principalmente por la presencia de proteinuria, es decir, la eliminación de grandes cantidades de proteínas en la orina. Esta condición se produce debido a un daño en los glomérulos renales, estructuras encargadas de filtrar la sangre y eliminar los desechos y toxinas.

Algunos de los síntomas más comunes del síndrome nefrótico incluyen hinchazón en el cuerpo, especialmente en las piernas y los pies (edema), niveles bajos de proteínas en la sangre, elevados niveles de colesterol y triglicéridos, y mayor riesgo de coágulos sanguíneos.

Existen varias enfermedades y condiciones que pueden causar síndrome nefrótico, como la glomerulonefritis membranosa, el lupus eritematoso sistémico y la diabetes.

Síndrome Nefrítico

El síndrome nefrítico, por otro lado, es una enfermedad renal que se caracteriza por una inflamación de los glomérulos, lo que afecta a su capacidad para filtrar y eliminar los desechos de la sangre de manera eficiente. Esta inflamación puede deberse a diversas condiciones, como infecciones bacterianas, virus o enfermedades autoinmunes.

Entre los síntomas más comunes del síndrome nefrítico se incluyen la presencia de sangre en la orina (hematuria), presión arterial elevada, hinchazón facial y en las extremidades, y disminución de la producción de orina.

Algunas de las enfermedades y condiciones que pueden causar síndrome nefrítico incluyen la glomerulonefritis postinfecciosa, la enfermedad de Berger y la nefropatía por IgA.

Diferencias entre ambos conceptos

Aunque tanto el síndrome nefrótico como el síndrome nefrítico afectan al riñón, existen algunas diferencias importantes entre ellos:

1. Causas: El síndrome nefrótico generalmente es causado por diversas enfermedades autoinmunes y metabólicas, mientras que el síndrome nefrítico suele ser provocado por infecciones bacterianas o virales.

2. Proteínas en la orina: El síndrome nefrótico se caracteriza por la presencia de proteinuria significativa, es decir, altas cantidades de proteínas en la orina. En cambio, en el síndrome nefrítico, la proteinuria es leve o moderada.

3. Sangre en la orina: Este síntoma es más común en el síndrome nefrítico, donde la presencia de sangre en la orina es una característica distintiva.

4. Hinchazón: El síndrome nefrótico causa edema, especialmente en las piernas y los pies debido a la retención de líquidos. En el síndrome nefrítico, también puede haber hinchazón, pero suele ser debido a la acumulación de líquidos y a la presión arterial elevada.

En resumen, el síndrome nefrótico y el síndrome nefrítico son dos enfermedades renales distintas que se diferencian por los síntomas, las causas y las características de la orina. Si bien este artículo brinda una explicación general de las diferencias entre ambos conceptos, es importante consultar con un especialista en la materia para obtener una comprensión más profunda y precisa de cada una de estas enfermedades.

Invitamos a nuestros lectores a dejar cualquier observación o comentario en la sección correspondiente.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *