El derecho positivo y el derecho vigente son dos conceptos importantes en el ámbito legal, que a menudo se confunden debido a su similitud. Sin embargo, es fundamental comprender las diferencias existentes entre ambos para evitar confusiones.

El derecho positivo se refiere al conjunto de normas, leyes y reglamentos que son establecidos por una autoridad competente en un determinado territorio. Estas normas pueden provenir de distintas fuentes, como la Constitución, tratados internacionales, leyes, decretos, entre otros.

El derecho positivo es objetivo y se basa en lo que está establecido en la legislación vigente.

Por otro lado, el derecho vigente se refiere a aquellas normas que están en plena vigencia, es decir, que son aplicables y obligatorias para todos los ciudadanos en un determinado momento. El derecho vigente puede ser parte del derecho positivo, pero no todo el derecho positivo es necesariamente vigente. Esto se debe a que el derecho positivo también incluye normas que ya no están en vigencia, han sido abrogadas o derogadas.

Para entender mejor estas diferencias, veamos algunos ejemplos:

Derecho PositivoDerecho Vigente
La Constitución de un paísLa Constitución actual de ese país
Un código penalEl código penal actual en vigencia
Una ley que fue derogadaNo aplica, ya no se encuentra en vigencia

En resumen, el derecho positivo abarca todas las normas que existen en un determinado ordenamiento jurídico, mientras que el derecho vigente se refiere específicamente a las normas que están en vigencia en un momento determinado.

Es importante tener en cuenta que este artículo es solo una explicación general de las diferencias entre el derecho positivo y el derecho vigente. Para un entendimiento más profundo y preciso de estos conceptos, se recomienda consultar con un experto en derecho.

¡Deja tus observaciones y comentarios en la sección correspondiente!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *