Propaganda y publicidad son dos de las estrategias mas utilizadas por los responsables de las ventas y el marketing, y las utilizan de forma muy sutil para influir en nuestras elecciones.

En esta época moderna de tecnología y multimedia, es muy fácil que la gente se deje influir por cosas de las que no sabe nada sólo porque se presentan de tal manera que resultan atractivas y deseables. Las grandes marcas y productos se benefician de este aspecto de la tecnología y los multimedia e influyen en los consumidores empleando diversas estrategias y tácticas.

¿Qué es la propaganda?

La propaganda es una información, especialmente de carácter sesgado o engañoso, que se utiliza habitualmente para promover una causa política o un punto de vista. Es una actividad sistemática que refleja un conjunto particular de ideas que se promueven debido a algún interés creado.

Tipos de propaganda

Según su emisor o fuente:

  • Blanca. Aquel en la que emisor o fuente esta claramente identificado y tanto el contenido del mensaje como su intención son precisos.
  • Negra. El emisor está deliberadamente falsificado y tiende a transmitir un mensaje apócrifo.
  • Gris. Es claramente identificable la invención de la campaña, pero el emisor puede o no ser identificado de forma clara.

Según su contenido:

  • Propaganda política. Su finalidad es generar opinión pública positiva sobre la fuente o emisor. Se relaciona con ideologías y se utiliza en campaña electores.
  • Propaganda de guerra. Pretende reforzar la confianza de tropas haciendo uso del grupo político que gobierna, mantiene apoyo a los aliados y reduce el apoyo a los enemigos.
  • Propaganda religiosa. La más usada a lo largo de la historia, pretende lograr el aumento de la creencia. Es el esfuerzo que realiza un grupo, con una creencia religiosa específica en Dios, con el ser humano para conseguir seguidores.
  • Propaganda social. Su objetivo es influir en la actitud de un grupo o comunidad respecto a alguna causa con el fin de generar cambios que fomenten el desarrollo.

¿Qué es la publicidad?

La publicidad es la actividad o profesión de producir anuncios para productos o servicios comerciales. También puede definirse como la actividad de atraer la atención del público hacia un producto o negocio, como en los anuncios pagados en la prensa, la radiodifusión o los medios electrónicos.

Tipos de publicidad

Una campaña publicitaria exitosa dará a conocer sus productos y servicios, atraerá clientes y generará ventas. Tanto si quiere animar a nuevos clientes a comprar un producto existente como si quiere lanzar un nuevo servicio, hay muchas opciones entre las que elegir.

La opción publicitaria más adecuada para su empresa dependerá de su público objetivo y de cuál sea la forma más rentable de llegar al mayor número posible de ellos, tantas veces como sea posible. La opción publicitaria elegida también debe reflejar el entorno adecuado para su producto o servicio. Por ejemplo, si sabe que su mercado objetivo lee una revista concreta, debería anunciarse en esa publicación.

La siguiente lista es una introducción a las tácticas publicitarias que podría utilizar. Recuerde que siempre puede ser creativo en su publicidad para hacerse notar (dentro de las normas de publicidad).

  • Prensa escrita. La publicidad en los periódicos puede promocionar su empresa entre una amplia gama de clientes. Los anuncios en pantalla se colocan en todo el periódico, mientras que los anuncios clasificados se encuentran en los encabezados de los temas en una sección específica.
  • Revistas. La publicidad en una revista especializada puede llegar a su mercado objetivo de forma rápida y sencilla. Los lectores (sus clientes potenciales) tienden a leer las revistas con calma y las conservan durante más tiempo, lo que da a su anuncio múltiples oportunidades de atraer la atención. Las revistas se dirigen generalmente a los consumidores (por grupo de interés, por ejemplo, las mujeres) y al comercio (tipo de industria/empresa, por ejemplo, la hostelería).
    Si el porcentaje de la tirada es pequeño, la publicidad puede no ser rentable.
  • Radio. La publicidad en la radio es una buena manera de llegar a su público objetivo. Si su mercado objetivo escucha una emisora concreta, la publicidad periódica puede atraer a nuevos clientes.
  • Televisión. La televisión tiene un gran alcance y la publicidad por esta vía es ideal si usted atiende a un gran mercado en una zona extensa. Los anuncios de televisión tienen la ventaja de la vista, el sonido, el movimiento y el color para persuadir al cliente de que le compre. Son especialmente útiles si necesita demostrar cómo funciona su producto o servicio.
  • Directorios. Los directorios enumeran las empresas por su nombre o categoría (por ejemplo, las guías telefónicas de las Páginas Amarillas). Los clientes que consultan los directorios suelen haber tomado ya la decisión de comprar, sólo tienen que decidir a quién comprar.
  • Exterior y tránsito. Hay muchas formas de anunciarse en el exterior y en tránsito. Las vallas publicitarias exteriores pueden ser carteles junto a la carretera o vallas en los estadios deportivos. La publicidad en tránsito puede consistir en carteles en autobuses, taxis y bicicletas. Las grandes vallas publicitarias pueden transmitir su mensaje con un gran impacto. Si los mismos clientes pasan por delante de su valla publicitaria todos los días cuando se dirigen al trabajo, es probable que usted sea la primera empresa en la que piensen cuando quieran comprar un producto.
  • Correo directo, catálogos y folletos. La publicidad directa significa escribir directamente a los clientes. Cuanto más precisa sea la lista de correo o el área de distribución, mayor será el mercado objetivo al que llegue. El correo directo es más personal, ya que se puede seleccionar el público y planificar el tiempo para que se adapte a su negocio. Una forma rentable de correo directo es enviar sus boletines o folletos electrónicamente a una base de datos de correo electrónico. Más información sobre la publicidad directa.
  • Internet. Estar en Internet puede ser una forma rentable de atraer nuevos clientes. Puede llegar a un público global a bajo coste. Muchos clientes investigan las empresas en Internet antes de decidir a quién comprar.

Publicidad vs. propaganda

PublicidadPropaganda
La propaganda es una comunicación unidireccional que promueve un punto de vista particular o una causa política.La publicidad consiste en promover bienes y servicios comerciales e intentar crear una necesidad en el consumidor.
La propaganda no consiste tanto en vender productos o servicios como en cambiar las ideas o actitudes de la gente con respecto a una persona o un tema en particular.La publicidad consiste en mostrar los productos o servicios de una forma mejor para que a la gente le gusten lo suficiente como para comprarlos.
La propaganda puede presentarse en relación con cualquier tema, pero puede no ayudar a la gente, aparte de los que presentan la propaganda.La publicidad está pensada para ayudar a la gente como solución a todos sus problemas.
A la propaganda no le importan los resultados finales, ni si beneficiará a la gente o no.La publicidad quiere mejorar las cosas para que la gente siga usando los productos durante mucho tiempo.
La propaganda utiliza la hipérbole para moldear e influir en las opiniones y las tendencias sociales.La publicidad sólo sirve para resaltar las cualidades presentes en un producto o servicio para venderlos.

¿Qué diferencia hay entre publicidad y propaganda?

En el mundo actual, el uso excesivo de la tecnología y los métodos desleales han hecho que la línea entre la propaganda y la publicidad sea muy difusa, pero si miramos de cerca y estudiamos estos dos términos, hay una gran diferencia entre ellos y es importante explorar la diferencia entre ellos y entender lo que ambos representan.

La propaganda consiste en distorsionar los hechos y añadir afirmaciones falsas para promover una ideología política o vender productos, animando a la gente a creer cosas que podrían no ser todas verdaderas o correctas. No sería erróneo llamar a la propaganda una forma de transmitir información e ideas que ha sido manipulada de tal manera que beneficia a los creadores de la propaganda. En la mayoría de los casos, la propaganda se difunde en apoyo de alguna causa específica y no es importante si la información que se proporciona es beneficiosa para los demás o no.

Por otro lado, la publicidad es la forma de mostrar los productos y servicios y presentarlos de tal manera que se vean bien y los consumidores se sientan atraídos por ellos. Hay muchos que dicen que la propaganda y la publicidad son similares, pero no lo son, porque mientras que la publicidad consiste en presentar cosas que existen y que sólo hay que hacerlas accesibles a los consumidores, la propaganda se inventa algo que puede que ni siquiera exista por la única razón de vender una ideología.

La propaganda hace que las cosas parezcan buenas con el uso correcto de las palabras y persuade a la gente para que haga cosas que de otro modo no haría, influyendo en ellos, incluso distorsionando los hechos y añadiendo afirmaciones falsas en el camino. La publicidad, en cambio, no distorsiona la verdad ni añade afirmaciones falsas porque estaría arruinando su poder de marca y es poco probable que los consumidores confíen en una marca que les engaña. Aunque muchas tácticas publicitarias incluyen la propaganda, es importante saber que no funcionan a largo plazo y los anunciantes corren el riesgo de ser acusados de publicidad falsa y, por tanto, de sufrir un revés una vez que se les descubra.