Se supone que una leyenda tiene alguna base histórica y suele mencionar a personas o acontecimientos reales. Los hechos históricos se convierten en leyenda cuando la verdad se ha exagerado hasta el punto de que las personas o los acontecimientos reales han adquirido un carácter romántico, «más grande que la vida». Por el contrario, un mito es un tipo de narración simbólica que nunca se basó en hechos reales. A lo largo del tiempo, los mitos han tratado de explicar conceptos difíciles (por ejemplo, el origen del universo) con la ayuda de recursos narrativos comunes, como la personificación y las alegorías.

Estas palabras suelen utilizarse indistintamente para referirse a la naturaleza ficticia de algo. Sin embargo, desde el punto de vista histórico y académico, existe una diferencia.

¿Qué son los mitos?

El mito es un tipo de narrativa simbólica, que tiene la intención de explicar ciertos fenómenos por medio de metáforas y simbolismos.

Los mitos utilizan personajes inventados, generalmente entidades sobrenaturales como divinidades y semidioses, y otros elementos fantásticos. Normalmente se producen fuera de las líneas de tiempo convencionales.

A lo largo de la historia, los mitos se han utilizado para explicar fenómenos aparentemente inexplicables, o ciertas costumbres de alguna población. Son considerados sagrados y verdaderos, y muchas veces son relatados por líderes y gobernantes religiosos.

Era común que antiguos mitos fueran aceptados como hechos, como en el caso de los dioses griegos y romanos. Pero con el tiempo, la razón y la ciencia resultaron en la caída de muchas de esas historias, que pasaron a ser vistas como falsas, es decir, historias míticas.

Son los mitos que conforman las mitologías que existen en cada cultura, como en el caso de la mitología grecoromana, los nórdicos, los chinos, entre otros.

Ejemplos de mitos

Los mitos son las historias que componen las mitologías y sirven para explicar ciertos acontecimientos. Por ejemplo, en la mitología griega, la historia de la Caja de Pandora trata de explicar cómo los males y las enfermedades llegaron a la Tierra.

Otro mito griego muy conocido es la historia de Prometeo, que robó el fuego de Zeus para dárselo a los humanos. Un mito contemporáneo común es que los gatos negros traen mala suerte, lo que no tiene ninguna evidencia real.

¿Qué son las leyendas?

Las leyendas son historias que pueden incluir elementos fantásticos o sobrehumanos, pero se presume que se basan en hechos históricos y mención a personas o eventos reales.

Un hecho histórico se transforma en una leyenda cuando la verdad es exagerada, dando características especiales a las personas o fantaseando acontecimientos. Por ejemplo, las figuras históricas pueden tener cualidades sobrehumanas o extraordinarias, y los eventos reales pueden incorporar elementos fantasiosos, como un sabio.

A pesar de las características de las personas, particularmente de los héroes, no pueden ser probadas o ser falsas, las leyendas tienen alguna base en la verdad y pueden ser colocadas en un contexto histórico.

Ejemplos de leyendas

Un ejemplo clásico de leyenda son las historias de Robin Hood, un forajido conocido por robar a los ricos para dar a los pobres, y que habría vivido en Inglaterra durante el siglo XII.

Otro ejemplo son las historias del rey Arturo, que se basaban en un verdadero príncipe inglés.

¿Cuál es la diferencia entre mito y leyendaMitos son historias sobre entes o seres sobrenaturales, como dioses o ángeles y monstruos, que intentan explicar ciertos hechos que se desconocen por medio de metáforas y simbolismos . No tienen ningún vínculo con la realidad.

Por otro lado, las leyendas, son relatos históricos de eventos y personas de la antigüedad, y que por eso, poseen base en determinado momento histórico. Pero estas historias son exageradas, recibiendo un aire fantástico.

A pesar de que estas palabras se utilizan de forma intercambiable para referirse a la naturaleza ficticia de algo, tienen muchas diferencias.

Ficción.La palabra “mito” viene de la palabra griega “mythos” que significa “pensamiento, historia o discurso”.

Cuadro comparativo

LeyendaMito
¿Hay evidencias?Sí, pero las evidencias pueden ser insubstanciales.No.
Contexto históricoSe basa en algún contexto histórico.No tiene base en la historia.
Hecho o ficciónGeneralmente se basa en hechos históricos, que son distorsionados o exagerados.Ficción
PersonajesPersonas o acontecimientos notables de la historia.Dioses, reino sobrenatural.
¿Qué trata de explicar?Principalmente sobre actos heroicos, pero también puede ser sobre el mal.Generalmente busca explicar fenómenos naturales por medio de simbolismos y metáforas.
SignificadoLa palabra “leyenda” viene de la palabra latina “leyenda”, que significa “historia” o “cosas para ser leídasLa palabra “mito” viene de la palabra griega “mythos” que significa “pensamiento, historia o discurso”.
EjemploLa leyenda de Robin Hood, o la leyenda del Rey Arturo.El mito de la Caja de Pandora, o el mito de la creación del mundo.

Evidencias sobre mitos y leyendas

Como los mitos tienden a incluir elementos sobrenaturales en un pasado muy antiguo, no hay pruebas objetivas o evidencias de que la historia haya ocurrido.

Las leyendas son historias basadas en personas reales o eventos históricos y, por lo tanto, pueden ser colocadas en una línea del tiempo real. Pueden ser verificadas hasta cierto punto, pero suelen tener elementos fantásticos que no pueden ser probados.

Pruebas

Como los mitos suelen incluir elementos sobrenaturales en un pasado intemporal, no hay pruebas objetivas para ellos.

Las leyendas son relatos basados en hechos o personajes históricos y, por tanto, suelen existir en un marco temporal determinado y pueden situarse en una línea de tiempo real. Pueden verificarse en cierta medida, aunque sólo sea en un grado muy reducido.

¿Realidad o ficción?

El término «mito» es sobre todo sinónimo de ficción debido a su falta de pruebas. El término «fantasía» también es sinónimo en la mayoría de los casos.

Las leyendas pueden incluir hechos, pero no son del todo reales; la verdad que contienen ha sido distorsionada a lo largo del tiempo, normalmente en aras de una buena historia. Por ejemplo, aunque Pocahontas y John Smith fueron personas reales en la historia de Estados Unidos, su relación y los acontecimientos que condujeron a su encuentro han sido profundamente exagerados en muchas historias, incluso en la película de animación de Walt Disney de 1995, Pocahontas.