Saltar al contenido

Diferencia entre creacionismo y evolucionismo

Las dos teorías buscan explicar la creación y evolución de la vida y del universo.

Diferencia entre creacionismo y evolucionismo
5 (100%) 8 votos

El creacionismo se basa en la Biblia y defiende que la vida y el universo fueron creados por un ser sobrenatural, un Dios omnipotente y benévolo. El evolucionismo se basa en el concepto de selección natural de Charles Darwin, donde los seres vivos han evolucionado y adaptado al punto que son hoy en día.

El evolucionismo afirma que la vida en la Tierra evolucionó de un antepasado común universal hace unos 3.800 millones de años. Es una “teoría” en el sentido científico de la palabra, lo que significa que es apoyada por evidencias y aceptada como un hecho por la comunidad científica. La idea del creacionismo se basa en la fe, no en las evidencias.

creacionismo evolucionismo
definición El creacionismo es la creencia de que la vida, la Tierra y el universo son la creación de un ser sobrenatural llamado Dios. El evolucionismo predica que la evolución es el proceso por el cual diferentes tipos de organismos vivos se desarrollaron y se diversificaron durante la historia de la Tierra.
teoría Religiosa Científica
Principal base La Biblia, específicamente el libro del Génesis. “El origen de las especies”, de Charles Darwin.
evolución Seres fueron creados de la manera que son hoy. Seres evolucionaron hasta la etapa que están hoy.
Tiene pruebas No. Sí.

Principales afirmaciones del Creacionismo

Creacionismo

Algunas de las afirmaciones más aceptadas por los adeptos del creacionismo son:

La existencia de un Dios creador;

El mundo se hizo en un período de seis días;

El mundo tiene sólo algunos miles de años;

Dios intervino especialmente para crear las formas de vida en la tierra, sin usar formas de vida anteriores y extintas para hacerlo;

El punto de vista de las ciencias naturales sobre la edad del mundo y el origen de las formas actuales de vida es errónea.

Principales afirmaciones de la evolución teística

Las personas con mayor probabilidad de identificarse como “evolucionistas teístas”, generalmente concuerdan con las siguientes afirmaciones:

  • Hay un Dios creador;
  • El mundo se desarrolló a lo largo de un período de tiempo superior a seis días;
  • El mundo tiene mucho más que unos pocos miles de años;
  • Dios usó formas de vida anteriores y extintas para producir las formas de vida que vemos hoy;
  • El punto de vista mayoritario en las ciencias naturales sobre la edad del mundo y el origen de las formas de vida actuales es correcto.

Principales afirmaciones del Evolucionismo Ateísta

Las personas más propensas a identificarse como “evolucionistas ateos” normalmente parecen endosar algunas o todas las siguientes afirmaciones:

  • No hay Dios o, al menos, no tenemos razones para creer que existe un Dios;
  • El mundo se desarrolló durante un período de tiempo más largo que seis días;
  • El mundo tiene unos 4.500 millones de años;
  • Las formas de vida que vemos hoy surgieron de formas de vida anteriores y extintas.
  • El punto de vista mayoritario en las ciencias naturales sobre la edad del mundo y el origen de las formas de vida actuales es correcto.

Como ocurre la evolución de las especies

La teoría evolucionista sostiene que los organismos vivos que no se adaptan al medio ambiente no pueden sobrevivir.

Las variaciones genéticas se introducen en especies a través de mutaciones aleatorias de ADN, que se manifiestan en las características físicas de los organismos vivos. Entonces, los organismos cuyas características son más adecuadas para el ambiente sobreviven y se reproducen, pasando su ADN mutante hacia las generaciones subsiguientes.

A medida que los organismos sobrevivientes se reproducen y ese proceso se repite a lo largo de varias generaciones, la especie evoluciona.

Tipos de evolución del evolucionismo

La evolución divergente ocurre cuando una especie se separa en dos especies. Por ejemplo, pueden haberse separado geográficamente y adaptarse de forma diferente para sobrevivir a los ambientes.

La evolución paralela, por otro lado, ocurre cuando dos o más especies desarrollan rasgos similares, como el surgimiento de alas, para sobrevivir en el mismo ambiente.

Finalmente, la evolución convergente ocurre cuando dos o más especies desarrollan rasgos similares en diferentes ambientes.

La evolución por el Creacionismo

Hay muchas versiones de la teoría creacionista. El Creacionismo de la Tierra Joven y el Creacionismo de la Laguna creen que la humanidad fue creada por Dios, quien ya los ha hecho como son hoy en día.

Por otro lado, el creacionismo progresivo cree que la humanidad fue creada directamente por Dios, basándose en la anatomía de los primates. Mientras tanto, el diseño inteligente y la evolución teísta incluyen una variedad de creencias basadas en la idea de que la intervención divina ha llevado a algo que sería la evolución de la especie.

Evidencias del evolucionismo

La evolución se basa en evidencias de registros fósiles, en las semejanzas entre formas de vida, en la distribución geográfica de las especies y en las alteraciones registradas en las especies.

Desde la década de 1920, por ejemplo, cientos de fósiles de criaturas han sido encontrados en las etapas intermedias entre monos y humanos. Los registros fósiles en general sugieren que los organismos multicelulares sólo aparecieron después de los unicelulares, y que los animales complejos fueron precedidos por los más simples.

Evidencias del creacionismo

El creacionismo se basa en una interpretación literal del Libro del Génesis en la Biblia. Los defensores de esta teoría defienden que Dios creó las condiciones para la evolución o los patrones que ocurren en la naturaleza son evidencia de que el universo no es al azar sino creado por un ser inteligente.

Crítica a las teorías

Para ser denominado científico, un método de investigación debe basarse en evidencias empíricas y mensurables, sujetas a principios específicos de raciocinio. Esto significa que las hipótesis científicas deben ser probables.

Los críticos del creacionismo argumentan que esta teoría no es probable, es decir, la existencia de Dios no puede ser probada. Aunque la ciencia no puede probar cuestiones de fe, estudios científicos han refutado muchos elementos del creacionismo, incluyendo la edad de la Tierra, su historia geológica y las relaciones de los organismos vivos.

La antropología, la geología y la ciencia planetaria revelan que la Tierra tiene unos 4.500 millones de años, desafiando las reivindicaciones creacionistas de que la Tierra fue creada hace 6000 años.

Muchos creacionistas argumentan que la evolución es una “teoría” y no un hecho y, por lo tanto, debe ser enseñada como tal. Sin embargo, esto se basa en un entendimiento equivocado del uso del término “teoría”. Cientificamente, la teoría no significa “posibilidad”, sino “un principio general científicamente aceptable para explicar fenómenos”.

Los creacionistas también afirman que las explicaciones sobrenaturales no deben ser excluidas, y acusan la evolución de ser también una religión, no una ciencia.