Las palabras «sostenible» y «sustentable» son ampliamente utilizadas en la actualidad cuando se trata de discutir formas de conservar nuestro entorno y promover un desarrollo más amigable con el medio ambiente. Si bien ambos términos están relacionados y se utilizan a menudo indistintamente, existen algunas diferencias importantes que vale la pena explorar.

1. Definiciones

Comencemos por definir cada uno de los términos:

SostenibleSustentable
Se refiere a una acción, proceso o sistema que puede mantenerse o continuar en el tiempo sin dañar los recursos naturales o agotarlos.Se refiere a una acción, proceso o sistema que es capaz de mantenerse o sostenerse a sí mismo sin agotar ni dañar los recursos naturales.

En pocas palabras, la sostenibilidad se centra en garantizar que nuestros recursos naturales no sean agotados y que nuestro desarrollo sea equilibrado, mientras que la sustentabilidad se refiere a la capacidad de mantenerse a sí mismo sin agotar los recursos.

2. Enfoque temporal

Un aspecto clave que diferencia estos conceptos es el enfoque temporal. La sostenibilidad se centra en asegurar que nuestras acciones actuales no agoten los recursos naturales para las generaciones futuras. Busca un equilibrio entre nuestras necesidades actuales y las necesidades de las futuras generaciones. Por otro lado, la sustentabilidad se enfoca en mantener un equilibrio en el presente sin agotar los recursos necesarios para el funcionamiento de un sistema específico.

Ejemplo: Una granja que utiliza métodos sostenibles se preocupa por garantizar que el suelo sea fértil a largo plazo, evitando el envenenamiento del suelo con productos químicos dañinos. Por otro lado, una granja sustentable puede centrarse en mantener su equilibrio financiero en el presente sin agotar sus recursos económicos.

3. Alcance

Otra diferencia importante radica en el alcance de cada término.

La sostenibilidad tiende a tener un enfoque más amplio, considerando no solo el medio ambiente, sino también los aspectos económicos y sociales. Se reconoce que el desarrollo sostenible debe tener en cuenta las necesidades de las personas y las comunidades, así como la protección del medio ambiente. Por otro lado, la sustentabilidad se centra principalmente en aspectos ambientales y busca asegurar que un sistema en particular pueda funcionar de manera continua sin agotar los recursos naturales necesarios.

Ejemplo: Una empresa puede implementar prácticas sostenibles al reducir su huella de carbono y adoptar políticas de responsabilidad social corporativa. Por otro lado, una empresa sustentable puede centrarse en el uso eficiente de los recursos energéticos para mantener un sistema de producción continuo sin agotar los recursos.

4. Perspectiva cultural y geográfica

El término «sostenibilidad» es más comúnmente utilizado en países de habla inglesa, mientras que «sustentabilidad» es utilizado en países de habla hispana y portuguesa. Aparte de la diferencia lingüística, también hay algunas diferencias culturales y geográficas en cómo se entienden estos términos y se aplican en diferentes lugares.

Ejemplo: En América Latina, el concepto de sustentabilidad a menudo se asocia con la protección y preservación de los recursos naturales y la biodiversidad, mientras que en Europa se tiende a utilizar el término sostenibilidad en un contexto más amplio que incluye consideraciones sociales y económicas.

5. Uso en la industria

En la industria, los términos sostenible y sustentable se utilizan a menudo para describir productos o prácticas que minimizan el impacto ambiental. Sin embargo, su uso puede variar según el sector y las regulaciones específicas.

Ejemplo: Una empresa de moda puede promover su ropa como «sostenible» si utiliza materiales orgánicos o reciclados, y minimiza el uso de productos químicos dañinos. Por otro lado, una empresa de construcción puede promover sus prácticas como «sustentables» si utiliza técnicas de construcción que minimizan el desperdicio y maximizan la eficiencia energética.

Conclusión:

En resumen, aunque los términos sostenible y sustentable se utilizan indistintamente en muchos contextos, existen diferencias importantes que vale la pena considerar. La sostenibilidad se enfoca en garantizar que nuestras acciones no agoten los recursos naturales y que nuestro desarrollo sea equilibrado a lo largo del tiempo, considerando aspectos económicos y sociales. Por otro lado, la sustentabilidad se refiere a la capacidad de mantener un sistema o proceso sin agotar los recursos necesarios. Es importante consultar con expertos en la temática para obtener una comprensión más profunda y aplicar estos conceptos de manera adecuada en nuestra vida diaria.

¡Déjanos tus observaciones y comentarios en la sección de abajo!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *